Capital de trabajo

Qué hacer cuando los plazos de pago se alargan

2 Septiembre 2020
The C2FO Team

Le explicamos cuatro formas de financiación alternativas para ayudar a pequeños y medianos proveedores a soportar la presión.

En la actualidad, muchos propietarios de empresas se sienten presionados, y no solo por la pandemia de COVID-19. 

Los proveedores, que en muchas ocasiones son pequeñas y medianas empresas (pymes), a menudo tienen que esperar entre 90 y 120 días (o incluso más) para cobrar facturas, lo que puede provocar una grave falta de liquidez. Incluso aunque los propietarios de pymes puedan evitar la insolvencia, a menudo se enfrentan a otras consecuencias, como la incapacidad de pagar facturas, reponer inventario, pagar al personal o invertir en oportunidades de crecimiento. Con la pandemia actual de coronavirus y otras incertidumbres económicas, este periodo de espera de tres a cuatro meses puede parecer una eternidad. 

Las grandes empresas alargan las condiciones de pago para tener más efectivo utilizable, lo que puede implicar que los proveedores tengan menos liquidez cuando la necesitan. Esto crea un entorno difícil para las pymes, que a menudo no tienen el historial de crédito u otros requisitos financieros para conseguir préstamos bancarios tradicionales.

¿A dónde acuden los proveedores cuando los plazos se alargan y necesitan liquidez? Por suerte, hay cuatro opciones de financiación alternativas para mantener las operaciones comerciales en funcionamiento o incluso en crecimiento cuando los plazos de pago se alargan.

En este artículo hablaremos sobre cómo aliviar la falta de liquidez con líneas de crédito, préstamos a corto plazo, factorización de facturas y programas de pago anticipado cuando esperar 90 días o más parece insostenible.


Línea de crédito para empresas

Cuando un proveedor espera que un cliente alargue los plazos de pago con regularidad y quiere protegerse ante problemas de liquidez, una línea de crédito empresarial puede ofrecer una solución flexible. Las líneas de crédito ofrecen crédito "rotativo", es decir, que el prestatario puede sacar fondos en cualquier momento hasta un límite predeterminado y pagar cuando pueda. Al igual que con las tarjetas de crédito, pagar el saldo repone los fondos máximos accesibles.

El proceso para obtener una línea de crédito empresarial es bastante sencillo. Puede solicitar una línea de crédito de un banco o de una entidad de crédito online y aceptar su tasa de interés y límite de crédito. A continuación, podrá utilizar los fondos cuando lo necesite, pagar el saldo cuando sea posible o acordar las condiciones con la entidad de crédito.

Por supuesto, los requisitos, las condiciones y las tasas varían entre diferentes entidades. Los bancos pueden exigir una puntuación de crédito de al menos 600 y ciertos ingresos anuales, mientras que las entidades de crédito online pueden ser menos exigentes pero conllevan tasas de interés y pagos programados más altos.

Las líneas de crédito empresariales funcionan bien para propietarios de empresas que saben que tendrán plazos de pago alargados, pero no cuándo ocurrirá. Sin embargo, si se encuentran en medio del problema y pueden identificar una necesidad de financiación inmediata, deberían considerar un préstamo empresarial a corto plazo.


Préstamos empresariales a corto plazo

Los préstamos empresariales a corto plazo ofrecen un pago único por adelantado, que los prestatarios pueden pagar en cuotas mensuales, semanales o diarias, normalmente en un plazo de 3 a 36 meses, con tasas de interés a partir del 8 % aproximadamente. Por ejemplo, si un proveedor no puede pagar nóminas por el aplazamiento de un pago, un préstamo de este tipo debería ser suficiente para pagar al personal mientras espera el pago del cliente.

Los préstamos empresariales a corto plazo son más seguros para empresas que esperan obtener ingresos a corto plazo. Por eso, son muy recomendables para proveedores con plazos de pago aplazados. El dinero llegará y el préstamo podrá pagarse rápidamente.

Por el contrario, si una empresa está teniendo problemas de liquidez como consecuencia del mal tiempo o de una caída estacional, es posible que no espere más ingresos a corto plazo. En este caso, los propietarios de empresas que recurran a un préstamo a corto plazo corren el riesgo de acumular intereses y cargos por demora y dañar su puntuación de crédito.

Para poder solicitar un préstamo a corto plazo, las pequeñas y medianas empresas deben mostrar evidencia de dos años de actividad, un historial de ingresos considerable y una puntuación de crédito de 600. Las empresas que no cumplan estos requisitos pueden encontrar entidades de crédito online menos exigentes, pero los préstamos les saldrán más caros.

Préstamos garantizados o no garantizados

La mayoría de los préstamos bancarios no tradicionales, incluyendo las líneas de crédito y los préstamos empresariales a corto plazo, no están garantizados, lo que significa que no requieren una garantía. Sin embargo, si la entidad de crédito ve un riesgo considerable, los préstamos garantizados (que exigen una garantía) pueden ser la única opción.

Ya se trate de un banco o de una entidad online, los prestamistas consideran que la puntuación de crédito es el indicador más preciso para saber si el prestatario puede devolver el préstamo. Si la puntuación de crédito del solicitante es baja y no hay otros indicadores financieros que la compensen, las entidades de crédito pueden solicitar un acuerdo que les permita embargar bienes en caso de impago.

Pero endeudarse no es la única solución a los problemas de liquidez creados por los plazos de pago ampliados. Hay otras soluciones financieras que ofrecen a las pymes liquidez directamente vinculada a sus cuentas por cobrar. 




Factorización De Facturas

La factorización de facturas consiste en que una empresa vende sus facturas pendientes a un tercero (la empresa de gestión de cobro) con un descuento. La empresa de gestión de cobro paga por adelantado entre un 75 y un 90% de la factura, lo que permite satisfacer las necesidades de financiación inmediatas. La empresa de gestión de cobros, que ahora es la propietaria de la factura, la cobra del comprador original cuando vence. Por último, la empresa de gestión de cobros devuelve el resto de la factura al proveedor, menos el descuento. Las tasas de factorización de facturas empiezan a partir del 2% aproximadamente, pero pueden incrementarse significativamente con los plazos de cobro más largos.

¿Por qué están dispuestas las empresas de gestión de cobros a comprar las facturas de pymes con puntuaciones de crédito tan bajas que no pueden optar a un préstamo a corto plazo? La prioridad de la empresa de cobros, una vez que han adquirido la factura, es cobrarla al comprador. Por tanto, lo que importa es la puntuación de crédito y el historial financiero del comprador. El proveedor ya no forma parte de la ecuación de la deuda.

Sin embargo, a algunas pymes no les gusta la idea de que una tercera parte interactúe con sus clientes. Aunque la mayoría de las empresas de gestión de cobros se esfuerzan por ocultar su participación, no hay garantías de que el proceso de filtrado y cobro no deje huellas.

¿Qué opciones le quedan a los proveedores aparte de las entidades de crédito y las empresas de gestión de cobros?

Pago anticipado 

Para los proveedores que quieran evitar interacciones con terceros, el pago anticipado puede ser una alternativa excelente a los préstamos y la factorización de facturas. Con el pago anticipado, el proveedor paga un descuento a cambio de recibir el dinero antes. Este pago anticipado puede venir directamente del cliente del proveedor o de una institución asociada que se encargue del programa.

Las plataformas online que facilitan el pago anticipado pueden acelerar el proceso. Los proveedores pueden subir todas las facturas y solo tienen que decidir qué facturas desean anticipar. Si el comprador o financiador con el que realiza la transacción acepta las condiciones, liberarán los fondos de manera inmediata y estos pueden aparecer en la cuenta del proveedor en tan solo 48 horas.

Con el pago anticipado, los costes están claros. En algunos casos, el único gasto para el proveedor es el descuento ofrecido en las facturas. El coste puede ser significativamente más bajo que con otras formas de financiación alternativa. 

Capital de explotación con C2FO

Como proveedor global de soluciones de capital de explotación, C2FO ofrece pagos anticipados que conectan las cuentas por cobrar y las cuentas a pagar de más de un millón de clientes en todo el mundo. C2FO también ofrece opciones de financiación adicionales que permiten a empresas de todos los tamaños controlar mejor los movimientos de dinero, ya sea a través de pagos anticipados de sus clientes o de una red diversa de socios de financiación innovadores. 

Para saber más sobre cómo C2FO puede ayudarle a aliviar la presión sobre su empresa, visite www.C2FO.com/vendor. 

¿Quiere tomar el control de su movimiento de dinero?

El pago anticipado a través de C2FO puede resultar de ayuda.

Related Reading